Con sólo una sonrisa mi cabeza volvió loca

No te olvides de sonreír, porque cada día que no lo haces, es un día perdido.

domingo, 18 de diciembre de 2011

-¿Cuándo te enamoraste de él?
+Fue exactamente en el primer momento en que le vi.
-¿Dónde?
+En un sueño.